RECETA: Ñoquis de patata.

 

¡Hemos superado el lunes!. ¿Os ha costado mucho?, porque por aquí bastante. Lo bueno ha sido que ya teníamos esta receta casi casi lista para comer ayer. Y la verdad que ayuda bastante llegar a casa y tener la comida prácticamente preparada no hay dinero que lo pague, y más cuando tienes que trabajar por la tarde. Así que de eso va el post de hoy, de los ñoquis que nos comimos ayer.

Estaba deseando probar esta receta, la vi hace algunas semanas en el instagram de Federica & CO, lo que no recuerdo es si eran así con patata. La cosa es que me quedé pensando en lo de los ñoquis, y la semana pasada que tenía tiempo me puse manos a la obra. Preparé todo y luego los congelé para tenerlos listos en cualquier momento. Primero os cuento como los hice y luego os cuento como congelarlos.

Ingredientes:

  • 500g de patatas.
  • 1 huevo.
  • 150g de harina 000.
  • Sal, nuez moscada o pimienta.

Empezaremos por cocer las patatas en una olla. Yo las he cocido con la piel porque dicen que se destrozan menos. Una vez que tengamos las patatas cocidas, las pelamos y las troceamos. Con un pasapuré o con un tenedor pasamos las patatas para que sea más fácil mezclarla con el resto de ingredientes. Cuando consigáis formar la masa mas o menos, enharinamos la encimera y trabajamos la masa hasta conseguir una masa homogénea. Luego dividimos la masa en trozos y hacemos churros del grosor de 1-1,5cm más o menos. Cuando tengamos el churro de pasta listo lo cortamos en trozos de 2 cm.

Ahora tenemos dos opciones, si los vamos a consumir en el momento o si los vamos a guardar para otra ocasión. No debemos dejar reposar la masa ya que pediría más harina y perderíamos la textura que queremos conseguir. Así que si los vamos a tomar ya, los coceremos en una olla con agua hirviendo y sal durante 3 minutos.

En cambio si los queremos guardar, los coceremos solo durante 1 minuto también en una olla con sal. Una vez se hayan cocido durante 1 minuto, los sacaremos y los pasaremos por agua fría para detener el proceso de cocción. Les añadiremos un poco de aceite de oliva y los congelaremos en una bandeja. Pasada una hora los podemos pasar a una bolsa. Cuando queramos prepararlos para comer los pondremos de nuevo en una olla con agua hirviendo durante 3 minutos.

Luego solo tenemos que elegir la salsa que más nos guste para acompañarlos. Yo esta vez he optado por salsa de tomate natural casera, carne picada y un poco de queso parmesano y albahaca.

¿Habéis probado los ñoquis?. ¿Con que salsa os gustan más?

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.