RECETA: Gofres de avena.

Gofres de avena

¡Buenos días de miércoles! Sin darnos cuenta ya estamos a mitad de semana, no se a vosotros pero a mi me ha pasado volando. Me he dado cuenta que hacía mucho que no publicaba ninguna receta y los gofres de avena de ayer se merecían un sitio en el blog.

Llevaba mucho tiempo queriendo una gofrera para casa, no sabéis el antojo que tenía de poder prepararlos yo misma y de una forma sana. Así que cuando vi la gofrera de oferta en Showroomprivé ni me lo pensé y se vino a casa directa. Aunque la espera se hizo larga, ya sabéis que no siempre se expiden los paquetes cuando los compras. La cosa es que tardó como un mes en llegar, y mis ansias por preparar lo gofres aumentaban por momentos.

Cuando llegó a principios de mes probé esta receta, aunque no me había convencido en exceso, pero no por la mezcla en sí, si no por como habían quedado. Ayer, volví a intentarlo, pero esta vez con la maquina a máxima potencia y voilá ¡aquí tenéis los gofres!

Nunca van a quedar tan bonitos como si llevaran azúcar y harina blanca, pero estos se pueden comer casi a diario. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes

Con estas cantidades que os dejo a continuación a mi me salen este par de gofres. Para mi son más que suficientes para desayunar.

  • 80g de harina de avena
  • 130g de leche semidesnatada*
  • 1 huevo
  • 30g de mantequilla
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal

Para el topping

Esta claro que cada uno le puede añadir el topping que más le guste. Yo esta vez elegí:

  • Mantequilla de cacahuete de Prozis
  • Crema de chocolate blanco de Prozis
  • Cerezas

Elaboración

Lo primero que haremos será poner a calentar la gofrera, yo la pongo al máximo. Después con un pincel de cocina, le pongo un poco de mantequilla a los moldes.

Mientras tanto en el vaso de la batidora pondremos todos los ingredientes, no priorizo ninguno. Eso si, la mantequilla si está a temperatura ambiente mejor, mezclará más fácil. Batimos todo hasta que la mezcla sea homogénea.

Si la dejamos reposar un poquito, la levadura hará más efecto y los gofres quedarán más esponjosos. Vertemos la masa en los moldes y cerramos la gofrera. Supongo que el tiempo dependerá de cada tipo de gofrera, y de su potencia. También dependerá de como queramos los gofres. A mí personalmente me gusta que queden los más dorados posibles y si por fuera se quedan un poquito crujientes mejor.

Estos aproximadamente llevaran unos 10 minutos, la verdad que no los he contado, de vez en cuando abro y miro a ver si están listos.

Una vez estén cocidos, los desmoldamos y los ponemos sobre el plato o fuente. Yo los baño en mantequilla de cacahuete, le añado unas cerezas sin hueso cortadas a la mitad, y por último le añado una buena cucharada de crema de chocolate blanco.

¡Ahora solo nos queda disfrutar de esta delicia de desayuno!

¿Y vosotros como los preparáis?

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.