Receta: Berenjenas rellenas con soja texturizada

Martes con sabor a jueves, y es que estamos a tan solo un día de la Semana Santa. Para algunos ya han empezado las vacaciones y para otros empiezan enseguida. Por aquí hoy nos vamos a disfrutar de la nieve y a aprovechar que aun no está todo el mundo de vacaciones y estarán un poco menos llenas las pistas. Quién me iba a decir a mi que iba a echar tanto de menos esquiar. Así que solo nos queda intentar aprovechar los días que quedan de temporada. Pero mientras tanto por aquí no perdemos el tiempo y seguimos probando nuevas recetas. Hoy de nuevo volvemos con mi nuevo ingrediente estrella la “soja texturizada” dentro de unas berenjenas rellenas. Cada vez la uso en más platos sustituyendo la carne por este otro ingrediente.

Lo que más me gusta de la soja texturizada, es que la puedes tener siempre en casa. Es muy cómoda porque no se pone mala como la carne y siempre puede estar en la despensa. Solo necesitamos ponerla a remojo unos 20 minutos antes. O si vais con prisa como yo a veces, la pongo a cocer un poquito hasta que se ablanda y listo. Además tiene un 50% de proteína, y no tiene azúcar, con eso ya me ha ganado. En cuanto al sabor, apenas tiene, sabe a lo que le añadas. Yo la suelo cocinar como si fuera carne picada, y en los platos no se diferencia de ella. ¡Y ahora vamos con la receta!.

Ingredientes para 2 personas:

Para la berenjena:

  • 50g de soja texturizada.
  • 1 berenjena.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 calabacín mediano.
  • 1 tomate.
  • Queso rallado light.

Para la bechamel:

  • 30g de mantequilla.
  • 25g de harina de avena.
  • 250 ml de leche de almendra.
  • un poco de pimienta
  • sal.

Para la quinoa:

  • Quinoa
  • 3 partes de agua por cada parte de quinoa.
  • un poco de pimienta.
  • un poco de sal.

Empezamos por las berenjenas que son lo que más tardan. Antes de empezar podemos ir poniendo el horno a 180º arriba y abajo para que vaya calentando. Lavamos la berenjena y la partimos a la mitad. Con ayuda de un cuchillo y una cuchara vaciamos la berenjena. Ponemos las mitades vacías en el horno a que se vayan haciendo. Mientras tanto picamos la carne de la berenjena, la cebolla y el calabacín. Y lo ponemos en una sartén para saltearlo con una cucharada de aceite. Previamente habremos puesto a remojo la soja texturizada, y la añadiremos cuando las verduras ya estén casi listas. Salpimentamos y reservamos.

Por otro lado iremos haciendo la quinoa. Como ya os he explicado otras veces, hay que lavarla muy bien para quitarle el amargor. Luego se pone a cocer con 3 partes de agua por cada parte de quinoa. Yo le añado un poquito de pimienta y sal para que coja algo de sabor. La quinoa tarda más o menos unos 20 minutos en hacerse. Sabréis que está lista cuando se quede como un poco transparente.

Para la bechamel, derretiremos la mantequilla. Después añadiremos la harina y lo cocinaremos un par de minutos. A continuación añadiremos la leche (mejor si está previamente templada). Y antes de que empiece a espesarse añadimos sal y pimienta.

Una vez que tengamos todo listo, rellenaremos las berenjenas con la verdura y la soja texturizada. Las cubriremos con la bechamel y luego les pondremos un poco de queso rallado. Lo meteremos en el horno durante unos 15-20 minutos. Hasta que el queso coja un poco de color. Por último serviremos las berenjenas acompañadas de la quinoa. Bueno quien dice quinoa, dice arroz, bulgur o lo que más os guste. ¡Y listo para disfrutar!.

 

¿Qué os parece esta receta?

¿Habéis probado la soja texturizada?

¡Feliz martes!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.