¿Mejora la música la productividad?

Desde aquellos antiguos reproductores de cassette, pasando por los MP3, la vida ha evolucionado mucho a la hora de escuchar música, podcast o incluso audiolibros. A día de hoy los dispositivos electrónicos nos acompañan en gran parte de nuestro tiempo. Ya sea de viaje, de camino al trabajo o en el gimnasio vamos conectados a los auriculares. Y es que el ir escuchando algo a través nuestro smartphone se ha convertido en algo de lo más usual. De sobra son conocidos los beneficios que nos aporta la música en nuestro día a día, pero también podemos obtener grandes beneficios de los audiolibros. ¿Pero y si habláramos de los beneficios que nos puede aportar a la hora de trabajar por ejemplo escuchar música?

¿Mejora la productividad?

Son numerosos los estudios que avalan que la música puede mejorar el rendimiento laboral y facilitar la concentración. Siempre con matices por supuesto.

Escuchar música mientras trabajamos se ha vuelto una práctica cada vez más habitual, y es que si lo hacemos bien podríamos obtener beneficios como:

  • Mejorar el humor.
  • Disminuir el estrés.
  • Aumentar la concentración.

Según la Universidad de Miami, los sonidos melódicos ayudan a que segregemos dopamina, la hormona de la felicidad y el placer, esto consigue que nuestro estado de ánimo mejore. A su vez nuestra creatividad tiende a aumentar mientras que nuestro estrés se podría llegar a reducir hasta en un 65%. Otra de las ventajas que podríamos añadir es que la música hace que estemos más predispuestos aa la hora de ser activos. ¿Necesitas algo más?

¿Cómo hacerlo?

Con una buena elección de genero musical, evitando temas emocionales o desconocidos que nos puedan desconcentrar. Adecuado el volumen a la actividad que estemos realizando para evitar distracciones.

¿Qué género musical elegir?

El genero musical a elegir dependerá de la actividad que vayas a realizar, ya que no es lo mismo trabajar en un gimnasio de forma activa que estar sentado frente a una pantalla de ordenador manejando datos.

De forma general, la música clásica podría ser un gran acierto siempre y cuando no lleve letra. Hay estudios que revelan que compositores como Beethoven, Mozart, Vivaldi o Bach consiguen mejorar nuestro humor, reducir nuestro estrés y aumentar nuestra concentración.

El rock, hard rock o el heavy metal estaría recomendado para trabajos donde debemos tener un alto nivel de energía (construcción, mecánica, carpintería).

El pop sería un genero estupendo para escuchar si trabajas conduciendo, bien de chofer, taxita… Con un volumen moderado que no distraiga de la carretera.

El hip hop, punk, punk rock y ritmos elevados sería la mejor elección para los que trabajan a altos niveles de pulsaciones (gimnasios, deportistas…)

Ritmos agradables y ambientales serán perfectos para los que trabajan de cara al público. Siempre teniendo un volumen adecuado al local.

La música clásica esta altamente recomendada para los trabajos de escritorio/oficina donde la concentración es importante.

La música barroca, clásica y ambiental es la más adecuada para las mentes creativas y artistas.

¿Y tú eres de los que escucha música mientras trabaja? ¿Qué genero es tu favorito para ese momento del día?

Facebook · Instagram · Pinterest · Peoople · Tiktok

Mi armario en Vinted

¿Has visto las prendas nuevas que he subido? Las hay con etiqueta, nuevas y otras a precios realmente bajos. ¡No te las pierdas! Además durante esta semana estaré haciendo ofertas especiales y aceptando otras vuestras a precios más reducidos. ¿Te lo vas a perder?

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.