RECETA: Pan de espelta y centeno integral

¡Por fin puedo subir esta receta! No sabéis las veces que he probado ha hacer este pan, con panificadora, sin ella, con más agua, con menos, con más levadura… Ha sido una odisea llegar hasta aquí. En realidad hemos llegado a buen puerto gracias a estos bollos de espelta integral para hamburguesas que había subido hace tiempo.

Estos bollitos me salieron bien a la primera, no como estos últimos intentos en los que el pan se venía abajo al cocerlo, porque había puesto demasiada agua. Otra vez puse menos y se quedo super compacto, lo que se transformó en un ladrillo al día siguiente. Los últimos hechos en la panificadora salían regular, pero la textura seguía siendo bastante compacta aunque cuando lo tostaba estaba bastante comible.

Pero ahora sí, el pan tiene una textura perfecta, un sabor increíble, y si le tengo que poner una pega sería que como siempre he sido algo escasa con la sal. Por lo demás el pan estaba delicioso, he tenido que guardarlo en film en el congelador para no acabarme la hogaza de una sentada.

Esta vez he decidido dividir la masa para hacer dos bollitos de hamburguesa y una hogaza para tener pan varios días. Una tercera bolita se convirtió ayer por la noche en pizza, que esta misma masa también nos puede servir para ello.

Y os preguntaréis ¿cúal ha sido el truco de esta vez?. Pues el truco ha sido el AOVE, en las recetas que probé y que busqué se le echaba muy poco a penas una cucharada. Esta vez he puesto bien de AOVE y el resultado ha sido espectacular. ¿Queréis verlo? En mis stories a lo largo del día os dejaré un video para que podáis apreciar la textura. Pero vamos a lo interesante, los ingredientes.

Ingredientes

  • 400g de harina de espelta integral.
  • 100g de harina de centeno integral.
  • 325ml de agua.
  • 80ml de AOVE
  • 2 cucharaditas de sal.
  • 20g de levadura de panadero.
  • Semillas de sésamo blanco.

Elaboración

  • Con panificadora:

Tan sencillo como poner la harina, la levadura desecha con los dedos, el agua, el aceite y la sal en el cubo de la panificadora. Si es la de Lidl ponemos el programa MASA que tarda como 1:50h si mal no recuerdo, y lo dejamos amasar y levar.

  • A mano:

Si no contamos con la ayuda de la panificadora, pondremos la harina, la levadura desecha con los dedos, el agua, el aceite y la sal en un bol y empezaremos a mezclar los ingredientes con una pala de madera o con las manos. Cuando la bola esté más o menos manejable la ponemos en la meseta con harina y acabamos de amasar. Lo dejamos levar durante 1-2h tapado con un paño

  • Horno:

Cuando la masa haya levado ponemos a precalentar el horno a 180ºC arriba y abajo. En un papel de horno pondremos la masa con la forma que hayamos decidido, tipo bollos de hamburguesa, tipo hogaza o incluso barra.

Lo metemos al horno y lo dejamos unos 25-30 minutos, todo depende de cada horno. Cuando veáis que está cocido (podéis hacerle una rajita para comprobarlo) lo sacamos y lo dejamos enfriar.

Una vez esté frío podemos guardarlo en el congelador e ir sacándolo cada día para tomar fresco. Si lo congeláis recién hecho no hará falta que le volváis a dar calor una vez descongelado.

¿Os animáis a probar este pan? Yo estoy en el momento de eliminar procesados, y la harina blanca es uno de ellos.

Si tenéis alguna receta más de panes saludables sin harinas blancas ni refinadas me encantaría saberlas.

¡Feliz miércoles!

Facebook · Instagram · Pinterest · Peoople

También te puede interesar

4 comentarios

    1. Hola María,

      Uso la levadura de panadería, la húmeda que puedes encontrar en dados en los supermercados o en la panadería suelen vender en porciones.

      GRacias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.