RECETA: Duch baby crepe

¡Buenos días! Parece que el mal tiempo nos da una tregua, el sol está saliendo y los termómetros superan los 10º. Y menos mal, de verdad que en octubre nunca había tenido tanto frío. Lo bueno de este frío es que apetece más cocinar, a mi al menos. Justo ayer vi una foto de un crepe que no había visto en mi vida el Duch baby. Obvio tenía que probarlo, y aquí esta la primera prueba. 

La verdad es que no ha quedado cómo yo esperaba, o cómo había visto en muchas fotos, el borde debería haber quedado más alto y hacer una especie de plato hondo con el crepe. Puede ser que a esto se deba que no le he puesto azúcar tal y como indicaba la receta que encontré. Ya sabéis que el azúcar y yo no somos muy amigas, así que he preferido evitarla. 

Aun así esto no es una receta sana, ni mucho menos. La harina es de trigo normal y lleva mantequilla. Pero yo le había visto esa pintaza que tenía que probar. También os digo que intentaré buscar su versión más sana y publicarla si sale bien. Y ahora vamos a lo que vamos que seguro queréis saber que lleva este Duch Baby crepe. 

Processed with VSCO with hb1 preset

Ingredientes: 

  • 2 huevos.
  • 60g de harina.
  • 40g de mantequilla.
  • Una cucharadita de esencia de vainilla.
  • 110ml de leche.
  • La receta que encontré llevaba también 45g de azúcar.
  • Yo le he puesto levadura, en otras recetas he visto que la llevaba. 
  • Y una pizca de sal. 
Processed with VSCO with hb1 preset

Elaboración:

Lo primero que haremos será precalentar arriba y abajo a 220º el horno. En cuanto esté caliente meteremos el molde donde se va a hacer nuestro Duch baby crepe. En las recetas que he visto usan una sartén, la mía como tiene el mango de plástico, se lo he quitado y listo. 

Mientras se calienta el horno pondremos todos los ingrediente en el vaso de la batidora excepto la mantequilla. Mezclamos todo hasta conseguir una masa homogénea. Entonces sacamos la sartén/molde del horno y ponemos la mantequilla para que se derrita. La hacemos llegar a los bordes con cuidado de que no nos salte, ya que al estar tan caliente puede chisporrotear. 

Cuando tenemos la mantequilla derretida, y la masa lista, volcamos todo en la sartén y lo llevamos al horno. En unos 15 minutos debería estar listo. Es cuestión de ir mirando que se dore y esté “cuajada”. 

No os asustéis cuándo al salir del horno se deshinche por completo. Es normal. Después solo tendréis que decorar con el topping que más os apetezca. Yo he optado por fresas y frambuesas, chocolate y mantequilla de cacahuete. 

El chocolate que utilizo es Valor 85% endulzado con Stevia y sin azúcares añadidos. Y la mantequilla de cacahuete de la marca Prozis.

¿Os animáis a probar este crepe?

¡Feliz martes!

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.