¿Culto al cuerpo?

En esta época en que el cuerpo para muchos se ha vuelto un templo; y que el postureo en instagram se ha convertido en una religión. Son muchos los que no están a gusto con su cuerpo, ya sea por cuestiones estéticas, de salud, o simplemente les gustaría estar de otra forma.

A veces la solución es más fácil de lo que nos imaginamos. Una rutina de
ejercicio constante, una buena alimentación y altas dosis de aceptación
pueden ser la solución a muchos de nuestros problemas.


Quizás no tengamos el cuerpo o la nariz de X celebritie, influencer o famosa. Pero tenemos el nuestro que es más importante.Si aun así buscas un cambio en tu cuerpo, yo de primeras optaría por la opción más “natural”. Solo tienes que buscar un buen especialista o entrenador que te explique que tipo de ejercicios van más acordes con tu propósito. Pero esto no es milagroso ni de un día para otro. Hay que ser constante, y no dejarlo a la primera de cambio. Eso es lo más importante.

Hoy en día muchos entrenadores también pueden ayudarte a llevar una
correcta alimentación. También puedes buscar ayuda de este tipo, hay
grandes profesionales que te ayudaran a aprender a alimentarte de manera
correcta sin necesidad de dietas.

Pero si necesitas un empujón extra siempre puedes ayudarte de cosmética
especializada en remodelar la figura. Tampoco existen las cremas milagro
pero si algunas que ayudan a conseguir nuestro fin. Aquí y aquí te cuento las cremas que yo llevo usando algunos meses.

Hora de intervenir

Hay ciertos “problemas” o complejos que no se pueden solucionar de una
manera natural, y solo nos queda pasar por quirófano.

A día de hoy es algo de lo más habitual ya sea por salud o por estética. Quién no conoce alguna amiga o familiar que no se haya intervenido estéticamente.Una de las operaciones más demandadas en nuestra época es el aumento de senos o las lipoesculturas. Pero también están ganando cada vez más adeptos el aumento de glúteos. Y otras tan clásicas como la rinoplastia (que muchas veces se hace por temas de salud) o los lifting faciales.

Así que si de verdad estás decidido a una operación estética, adelante. Pero
antes de lanzarte a la piscina debes tener algunos puntos muy importantes en cuenta.

  • Para empezar deberás buscar una buena clínica de cirugía estética. Esta clínica debe cumplir con todas las normativas y estar legalizada. Hoy en día abundan las clínicas ilegales y puede conllevar grandes riesgos para tu salud, incluso la muerte. Esto lo puedes consultar en la consejería de sanidad de tu comunidad autónoma.
  • El cirujano que te vaya a atender deberá estar especializado. Esto también se puede comprobar en la Sociedad de Cirugía plástica reparadora y estética.
  • Que la clínica tenga UCI y equipo de reanimación. Muy importante por si hubiera algún contratiempo.
  • Informarse de las posibles “graves” consecuencias de tu intervención.
  • Presupuesto cerrado y desglosado de todos los gastos que vaya a ocasionar nuestra intervención. No busquéis la clínica más barata, estáis jugando con vuestra salud, e incluso con vuestra vida. Todos sabemos que lo barato aveces sale caro, demasiado caro.
  • Es importante pedir por adelantado los resultados que vamos a obtener después de la operación. Así como un informe detallado con el antes y el después.

Ante todo solo os puedo recomendar tener mucha precaución, nada de prisa, pedirotras opiniones y recomendaciones y sobre todo informarse muy bien de todos los aspectos relacionados con vuestra intervención.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.