RECETA: Pan marroquí.

Ecuador de la semana, y últimos días en casa. Esto está siendo un no parar, tengo taaaantas cosas que preparar para llevarme, que no se ni por donde empezar cada vez que me pongo. Pero bueno, con una buena lista que lleva semanas hecha en mi ordenador espero no olvidarme de nada, al menos de lo importante. Una de las cosas que más me preocupa además de tener allí o no internet (aparte del del móvil) es el poder hacer o no recetas. Espero poder seguir haciendo alguna aunque está claro que no me voy a poder llevar todos mis artilugios de cocina. Así que aprovecho hoy para dejaros esta receta que hice la semana pasada aprovechando que aun tengo conmigo la panificadora. El pan marroquí fue una de las primeras cosas que me enamoró al llegar allí. Aunque desde que volví el año pasado quería probar a hacerlo no me había animado hasta ahora. Y la verdad es que el resultado fue genial para ser la primera vez. ¡Venga que os cuento la receta!

Ingredientes para dos panes:

  • 250g de harina de fuerza
  • Sémola de trigo.
  • Agua (la que necesite la masa pero no más de 250ml).
  • Sal
  • Un taco de levadura, unos 15-20g.

Lo primero que vamos a hacer es poner en la panificadora al harina, donde haremos un agujero para desmenuzar la levadura. A un lado de la harina pondremos la sal. Después empezamos a echarle el agua y ponemos a funcionar la panificadora en el programa 6 que solo amasa. Cuando la masa esté formada en una bola y no se pegue a las paredes sabremos que no necesita más agua. No la dejéis muy seca es mejor que se quede un poco blanda. Cuando pasen los 15 minutos de amasado la sacamos y hacemos una bola con un poco de harina y lo dejamos subir unos 15 minutos. Pasado el tiempo dividimos la bola de masa en dos. Aplastamos cada bola de masa formando los panes entre harina y sémola. Los panes serán un poco más grandes que la palma de la mano y no deberían ser más gordos que un dedo. Una vez listos los envolvemos en un paño por separado y los dejamos subir hasta que doblen su volumen.

Cuando estén listos calentaremos el horno a 200º con un recipiente de agua dentro. Una vez esté el horno caliente retiramos el agua y metemos los panes. Los dejamos 10 minutos arriba y abajo a 200º. Y por último 5 minutos más en modo grill para que se doren bien. ¡Luego estarán listos para comer!

*Si no tenéis panificadora en realidad lo podéis amasar con cualquier otro robot de cocina si disponéis de el y si no a mano. No es totalmente necesaria para la receta, solo nos facilita un poco más la vida.

¿Quién se anima a probar?

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.